sábado, 30 de julio de 2011

Un gran desbarajuste blanquiazul

Por Alberto Cervantes

El Partido Acción Nacional (PAN) en Quintana Roo padece de los mismos males que enfrenta en el escenario nacional, entrampado, presionado y hasta hecho bolas, como consecuencia de la pelea por la candidatura presidencial y el manejo que la cúpula panista ha dado al proceso interno.
Ante ese panorama, sin duda la designación de sus candidatos a puestos de elección popular será tarea titánica, y más si va aliado con instancias como el Partido de la Revolución Democrática.
En tanto, con los cuadros que posee en este momento en Quintana Roo difícilmente podrá hacer algo el albiazul, ya que como legislador federal tiene a alguien nefasto como Gustavo Ortega Joaquín, que ahora sueña con ser senador.
Ya recientemente se peleó con la titular de turismo, Federal Gloria Guevara, con ese fuego amigo entre los propios panistas ya el PRI no requiere de estrategias para confrontarlos; con los que sostienen entre ellos es suficiente.
De igual manera son muchos quienes aspiran a una legislatura federal, como Patricia Sánchez Carrillo, Juan Carlos Pallares, Wady Amar, Francisco López Mena, Yolanda Garmendia, Julián y Alicia Ricalde, Ángel Hernández Marín, José Hadad, entre otros más.
Lamentablemente Acción Nacional no sólo ha perdido la seriedad, sino hasta la forma de acercarse a la comunidad, porque ya no es capaz de convencer ni a sus integrantes. El PAN está en riesgo por su pequeñez, cuestionan sus propios militantes.
El Senador Ricardo García Cervantes recién dijo que no es la elección la que pone en riesgo al PAN y a los demás partidos, "es la pequeñez de los partidos frente a la sociedad, y me refiero al PAN", aseveró.
"En el PAN ya no hay confianza, no sólo de los ciudadanos; ni de los militantes, lo que ya no nos  permite ser competitivos". Sostuvo que el blanquiazul está en riesgo de caer en viejas prácticas inventadas por el PRI, como "las cargadas" y las negociaciones cupulares en las que no se escucha a toda la militancia. "Pues puede ser que estén, estemos entrampados, presionados, hechos bolas, todo eso puede ser, todo junto. Es que es grave", alertó.
Así respondió el panista luego de que seis aspirantes presidenciales del PAN pactaron con su dirigente nacional, Gustavo Madero, decantar la lista de interesados en los próximos meses.
Situación  que no es ajena en Quintana Roo, en donde la división panista y los pésimos militantes que tienen en cargos clave como Gustavo Ortega Joaquín en mucho afectan a la sociedad.
No es un secreto que en el partido hay grupos de interés y que en el partido hay grupos en pugna y que esto de hablar de la unidad nada más como declaración, pues es creer que los panistas y que todos los mexicanos son tontos. "Es más tonto el que supone que el otro es tonto", dicen por ahí…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada